SimpleViewer rquiere de Macromedia Flash. Instalar Macromedia Flash.
 
 
 
Nuestro Blog: La Mística

En Reflexiones Católicas estrenamos nuevo blog dedicado a La Mística y Los Místicos, donde encontrarás artículos, biografías, vídeos...
 
 
Pascua de Resurrección y Pentecostés
 
 
Quienes son Los Santos
 
 
San Bernardino de Siena. 20 de Mayo
 
 
San Cristóbal Magallanes y Compañeros. 21 de Mayo
 
 
Santa Rita de Casia. 22 de Mayo
 
 
Santa Joaquina de Vedruna de Mas. 22 de Mayo
 
 
María Auxiliadora. 24 de Mayo.
 
 
San Beda, El Venerable. 25 de Mayo
 
 
San Gregorio VII. 25 de Mayo
 
 
Santa María Magdalena de Pazzis. 25 de Mayo
 
 
San Felipe Neri. 26 de Mayo
 
 
San Agustín de Cantorbery. 27 de Mayo
 
 
San Fernando III de Castilla León. 30 Mayo
 
 
Visitación de La Virgen María. 31 de Mayo
 
Bienvenidos a nuestra Página Web

Esta página web nace con nuestro mayor cariño para dar a conocer, dentro de nuestras humildes posibilidades, la Palabra de Dios; los usos y  costumbres de la Iglesia Católica; la Compostura ante nuestro Dios dentro del Claustro de la Iglesia; diversas oraciones que los católicos debemos aprender; y otros muchos aspectos relacionados con nuestra Iglesia, algunos bien conocidos y otros menos.

También tendrán cabida, en cada una de las secciones, nuestras reflexiones en voz alta, que esperemos sean de ayuda para aquellos que nos honren con su visita en busca de mejorar su espiritualidad.

Además, si desea solicitarnos una oración para algún amigo o familar, remítanos su nombre utilizando el formulario que encontrará en ESTE ENLACE.

Gracias os damos

Gracias os damos, Dios de misericordia, por haber señalado vuestra clemencia para con nosotros al bendecir esta página, que comenzó su andadura hace ahora tres años, con un 6..000.000 de visitantes, a los cuales les damos gracias por atender lo que propusimos en el comienzo de nuestro caminar, al amparo misericordioso de vuestra Santa Palabra, atendiéndola, aprendiéndola y cumpliéndola bajo vuestra protección.


Cristo: El Gran Desconocido...


Mes de Mayo: Mes de María, siempre Virgen


Pulse en la Imagen

 
Lecturas del día 22-05-2015

LITURGIA DE LA PALABRA

Hch 25, 13-21. Un difunto llamado Jesús. que Pablo sostiene que está vivo.
Salmo 102. R/.. El ,Señor puso en el cielo su trono.
Jn 21. 15-19. Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas.

En este pasaje Juan se puede ver la rehabilitación de la autoridad de Pedro. La triple pregunta de Jesús y la triple respuesta de Pedro muestran una contrapartida simbólica de su triple negación. Su arrepentimiento está implícito en la insistencia en que ama a Jesús y en la angustia que le produce la triple pregunta. La intención directa de la triple pregunta y respuesta no es mostrar que Jesús dude de Pedro, sino que Pedro ama profundamente a Jesús.

El mandato de apacentar al rebaño incluye dos actividades del apostolado de Pedro: la dirección de la primitiva Iglesia de Jerusalén y la predicación misionera. Juan (cap 10) no insiste en la posición superior del pastor, sino más bien en el conocimiento que lo une con las ovejas y en su entrega total al rebaño hasta dar la vida por él. Jesús es el buen pastor al que el Padre ha dado el rebaño, Pedro debe cuidarlo; se refiere a las relaciones de Pedro con la iglesia en conjunto, no a las relaciones de Pedro con los demás discípulos en el terreno de la autoridad. La muerte de Pedro, soslayada en el v 18, será la prueba de la sinceridad de su triple profesión de amor a Jesús, pues “No hay amor más grande…” (15,13)

PRIMERA LECTURA.
Hechos 25,13-21
Un difunto llamado Jesús, que Pablo sostiene que está vivo

En aquellos días, el rey Agripa llegó a Cesarea con Berenice para cumplimentar a Festo, y se entretuvieron allí bastantes días. Festo expuso al rey el caso de Pablo, diciéndole: "Tengo aquí un preso, que ha dejado Félix; cuando fui a Jerusalén, los sumos sacerdotes y los ancianos judíos presentaron acusación contra él, pidiendo su condena. Les respondí que no es costumbre romana ceder a un hombre por las buenas; primero el acusado tiene que carearse con sus acusadores, para que tenga ocasión de defenderse. Vinieron conmigo a Cesarea, y yo, sin dar largas al asunto, al día siguiente me senté en el tribunal y mandé traer a este hombre. Pero, cuando los acusadores tomaron la palabra, no adujeron ningún cargo grave de los que yo suponía; se trataba sólo de ciertas discusiones acerca de su religión y de un difunto llamado Jesús, que Pablo sostiene que está vivo. Yo, perdido en semejante discusión, le pregunté si quería ir a Jerusalén a que lo juzgase allí. Pero, como Pablo ha apelado, pidiendo que lo deje en la cárcel, para que decida su majestad, he dado orden de tenerlo en prisión hasta que pueda remitirlo al César."

Palabra de Dios.

Salmo responsorial: 102
R/.El Señor puso en el cielo su trono.

Bendice, alma mía, al Señor, y todo mi ser a su santo nombre. Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides sus beneficios. R.

Como se levanta el cielo sobre la tierra, se levanta su bondad sobre sus fieles; como dista el oriente del ocaso, así aleja de nosotros nuestros delitos. R.

El Señor puso en el cielo su trono, su soberanía gobierna el universo. Bendecid al Señor, ángeles suyos, poderosos ejecutores de sus órdenes. R.

SEGUNDA LECTURA.

SANTO EVANGELIO
Juan 21,15-19
Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas

Habiéndose aparecido Jesús a sus discípulos, después de comer con ellos, dice a Simón Pedro: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?" Él le contestó: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero." Jesús le dice: "Apacienta mis corderos." Por segunda vez le pregunta: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas?" Él le contesta: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero." Él le dice: "Pastorea mis ovejas." Por tercera vez le pregunta: "Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?" Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le contestó: "Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero." Jesús le dice: "Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero, cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras." Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios. Dicho esto, añadió: "Sígueme."

Palabra del Señor.
Enviado por Administracion el Viernes, 22 mayo a las 00:00:00 (25 Lecturas)
 
Lecturas del día 21-05-2015

LITURGIA DE LA PALABRA.

Hch 22,30; 23,6-11: “Tienes que dar testimonio en Roma”
Sal 15: Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti
Jn 17,20-26: “Que también ellos sean uno en nosotros”

En la primera lectura, de los Hechos de los Apóstoles, nos encontramos con el episodio de Pablo acusado por las autoridades religiosas judías ante el comandante de la guarnición romana acantonada en Jerusalén. El oficial se da cuenta de que está ante un caso muy difícil. Por eso hace reunir al consejo judío, compuesto por saduceos y fariseos. Pablo aprovecha la composición religiosa heterogénea del sanedrín y suscita una discusión entre ellos, ganando el favor de los fariseos. El tema de la discusión es la resurrección de los muertos. Así, Pablo aprovecha las circunstancias para dar testimonio de Jesús en Jerusalén, en Cesarea y, finalmente, en Roma. Podemos decir que en Pablo se cumplen las palabras de Jesús que hemos venido reflexionando en el evangelio de Juan: está en el mundo, pero no es del mundo. La unión íntima con Jesús se convierte en fortaleza y sabiduría para enfrentar las acusaciones que le hacen sus adversarios. Mantenernos unidos a Jesús, y en él al Padre, nos proporciona fuerza y valor para enfrentar las dificultades en la misión que nos encomienda.

PRIMERA LECTURA.
Hechos 22,30;23,6-11
Tienes que dar testimonio en Roma.

En aquellos días, queriendo el tribuno poner en claro de qué acusaban a Pablo los judíos, mandó desatarlo, ordenó que se reunieran los sumos sacerdotes y el Sanedrín en pleno, bajó a Pablo y lo presentó ante ellos. Pablo sabía que una parte del Sanedrín eran fariseos y otra saduceos y gritó: "Hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseo, y me juzgan porque espero la resurrección de los muertos." Apenas dijo esto, se produjo un altercado entre fariseos y saduceos, y la asamblea quedó dividida. (Los saduceos sostienen que no hay resurrección, ni ángeles, ni espíritus, mientras que los fariseos admiten todo esto.) Se armó un griterío, y algunos escribas del partido fariseo se pusieron en pie, porfiando: "No encontramos ningún delito en este hombre; ¿y si le ha hablado un espíritu o un ángel?" El altercado arreciaba, y el tribuno, temiendo que hicieran pedazos a Pablo, mandó bajar a la guarnición para sacarlo de allí y llevárselo al cuartel.

La noche siguiente, el Señor se le presentó y le dijo: "¡Ánimo! Lo mismo que has dado testimonio a favor mío en Jerusalén tienes que darlo en Roma."

Palabra de Dios.

Salmo responsorial: 15
Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti; yo digo al Señor: "Tú eres mi bien." El Señor es el lote de mi heredad y mi copa; mi suerte está en tu mano. R.

Bendeciré al Señor, que me aconseja, hasta de noche me instruye internamente. Tengo siempre presente al Señor, con él a mi derecha no vacilaré. R.

Por eso se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas, y mi carne descansa serena. Porque no me entregarás a la muerte, ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. R.

Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha. R.

SEGUNDA LECTURA.

SANTO EVANGELIO.
Juan 17,20-26
Que sean completamente uno

En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, oró, diciendo: "Padre santo, no sólo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también lo sean en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. También les di a ellos la gloria que me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno; yo en ellos, y tú en mí, para que sean completamente uno, de modo que el mundo sepa que tú me has enviado y los has amado como me has amado a mí.

Padre, éste es mi deseo: que los que me confiaste estén conmigo donde yo estoy y contemplen mi gloria, la que me diste, porque me amabas, antes de la fundación del mundo. Padre justo, si el mundo no te ha conocido, yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. Les he dado a conocer y les daré a conocer tu nombre, para que el amor que me tenías esté con ellos, como también yo estoy con ellos."

Palabra del Señor.
Enviado por Administracion el Jueves, 21 mayo a las 00:00:00 (93 Lecturas)
 
Recuérdanos
No olvides nuestra dirección...

· Agregar a favoritos
· Ser tu página de inicio
 
 
Síguenos
 
 
Renta 2012
 
 
De Especial Interés
 
 
Otros Artículos
 
 
Santísimo Cristo de La Laguna
 
 
Homenaje al Beato Juan Pablo II
 
 
Homenaje a D. Bosco
 
 
San Josemaría Escrivá de Balaguer
 
 
Colabore
 
 
Enlaces de Interés
 
 
Visitas
Hemos recibido
6780013
visitantes desde Octubre de 2007